Entrar Registrarse

¿Qué sienten los actores al rodar una escena de sexo?

No te pierdas las declaraciones de reconocidos actores como Jason Statham y Emilia Clarke hablando de cómo se sintieron durante la filmación de escenas de sexo (vídeos incluidos).
  • Facebook
  • Google
  • Twiller
  • whatsapp
  • tumblr
  • meneame
  • reddit
  • stumbleupon
  • del.icio.us
  • digg
  • linkedin
¿Qué sienten los actores al rodar una escena de sexo?

Se dice que una de las cosas que más vende en el cine y la televisión son las escenas que contienen desnudos y sexo. Son incontables las películas que sin ser pornográficas incluyen escenas de sexo llegando muchos a rodar mientras los actores realmente mantenían relaciones sexuales, como ya vimos en Películas de Hollywood donde los actores tienen sexo real.

Aunque atraigan a millones, para los artistas es realmente uno de los momentos menos deseados en su carrera. "Es una cosa realmente extraña de hacer" expresó Kate Winslet al ser interrogada acerca de cómo es protagonizar una escena de sexo. La actriz que rodó una escena en la que hace el amor con Leonardo DiCaprio en Sólo un sueño (2008) y con Liam Hemsworth en El poder de la moda (2015) dijo que "entre actores es algo de lo que se habla todo el rato. Puedes estar literalmente enredado en las sábanas y volverte hacia el otro actor y decirle, ‘¿Qué coño estamos haciendo?‘. Querida mamá, hoy en el trabajo he tenido el escroto de fulanito presionado contra mi pecho. La cosa tiene algo inmoral si la piensas en esos términos".

Para los hombres no es mucho más fácil que para las mujeres. Por ejemplo, Michael Fassbender declaró que "las escenas de sexo pueden ser muy incómodas". El motivo que esgrimió para sustentar su testimonio fue que "como hombre, la primera cosa que quieres hacer es asegurarte de que no te estás aprovechando de la situación. No quieres que la chica sienta que estás sacando un tocamiento gratis o algo parecido". Para rodar dichas escenas con éxito, el actor de la multipremiada Deseos culpables (2011), dirigida por Steve McQueen y protagonizada por Carey Mulligan, indicó: "intento ponerme en ridículo de una manera u otra para aligerar la atmósfera y luego ir a por ello, porque lo último que quieres es tener que repetir muchas veces la escena".

Estar frente a las cámaras durante el rodaje de una escena de sexo es complicado y hasta vergonzoso pero eso no significa que ubicarse detrás de las mismas, dirigiendo lo que se lleva a cabo, no sea embarazoso. Al respecto, la actriz, productora, guionista y directora de cine Angelina Jolie exclamó "de repente te sientes muy extraño al tener que pedirle a la gente que participe en algo así, porque no son una pareja en la vida real. Descubres lo raro que es pedirle a nadie que se desnude frente a otra persona y colocar una cámara sobre ellos". En la película En tierra de sangre y miel (2011) le tocó filmar escenas con contenido sexual en las que "fueron los actores quienes me hicieron sentir más cómoda. Yo estaba siendo mucho más pudorosa. Les hubiera permitido ser más pudorosos pero fueron ellos los que me dijeron que no había problema y que era importante para la historia. Querían hacer lo que querían hacer y se sintieron bastante cómodos al respecto".

"Es como correr bajo la lluvia" dijo Jon Hamm sobre su experiencia en este campo. "Hay un momento en el que dices, ‘Mierda, ya estoy mojado. No voy a lograr estar menos mojado, así que al menos voy a intentar disfrutar de la sensación‘." aunque precisó "quiero decir, seguro, hay una incomodidad y una vergüenza a la hora de estar con un extraño tanga color carne, rebotando encima de una actriz". A él le tocó filmar una escena de sexo en la película Damas en Guerra (2011) con Kristen Wiig y explicó que "no soy una persona pequeña. Peso como unos 90 kilos y mido 1,88. Y Wiig es una ramita. Es una cosita pequeña y delgada. Es raro e incómodo al principio, pero luego toda esa incomodidad se va fundiendo y piensas, ‘Vale, estamos haciendo esto, así que vamos a divertirnos‘. Estas en ese momento y está sucediendo y no va a empezar a ser mejor que eso, así que mejor disfrutar de ello".

Kristen Wiig, protagonista y co-guionista del largometraje, señaló sobre esta misma escena: "había buenas posturas ahí. Con Jon Hamm bombeando. Se ganó el sueldo aquel día. No hubo nada de excitante en esa escena. No es que nos estuviéramos mirando a los ojos ni nada parecido".

Para el veterano intérprete Michael Douglas, "lo peor sobre las escenas de sexo es que todo el mundo es juez". El actor que encarnó a Liberace en el biopic Behind the Candelabra (2013), donde tuvo varias escenas de sexo gay con Matt Damon, dijo: "no sé cuándo sería la última vez que asesinaste a alguien o que le volaste a alguien los sesos, pero todo el mundo tiene sexo y probablemente lo ha tenido incluso esta misma mañana, lo que significa que todo el mundo tiene una opinión sobre cómo debería hacerse a la hora de filmar".

Jason Statham tuvo que mostrar sus habilidades actorales de un modo muy particular en las películas Muerte anunciada (2006) y Crank 2: Alto voltaje (2009). En ambas tuvo que rodar escenas de sexo muy raras con la sensual Amy Smart y admitió que "hacer una escena de sexo agresivo es realmente difícil. Especialmente en un lugar público con una multitud de extras gritones que no paran de hacer clic-clic con sus teléfonos, sacando fotos de tu pálido culo blanco". Sin embargo aclaró que "había tenido mi buena parte de travesuras de alcoba en otras películas, pero fueron un poco más privadas".

Emilia Clarke interpreta a Daenerys Targaryen en la serie Juego de Tronos y debió hacer muchas escenas de sexo duro junto a su colega Jason Momoa. En una entrevista para el famoso The Graham Norton Show, emitido por la BBC, la actriz confesó que Momoa debía beber alcohol antes de rodar estas escenas para calmar sus nervios. También explicó que el actor, para cubrir sus partes íntimas, utilizaba algo así como un calcetín que “¡era enorme y de color rosa!" explicando que "¡no sabía qué hacer con eso!”. Emilia continuó "soy británica, así que esas cosas me ponen nerviosa: no las soporto. (…) No quiero que me echen el sexo a la cara, y siempre he pensado que insinuar es más excitante que mostrar el acto en sí. La mayoría de las escenas de sexo que ves en las películas o en TV son gratuitas, y sólo están ahí para atraer al público”. Además, reclamó que “las escenas de sexo deberían ser más sutiles” porque “en pantalla, lo más sutil es lo mejor”.

Aparecen en este artículo

Última modificación 20 de Junio de 2017
Seccion Noticias
| 1237 palabras
Cineyseries

También te podría interesar

Web Statistics Políticas de privacidad Contacto Facebook Google